Nelly Astrid González Suescún

¡En el Bajo Calima, la paz tiene olor a cacao!

Luis Alberto Higuera, presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, reconoció que este proyecto nace como un diálogo de todos los actores de la región para la construcción y la ejecución de las Maquetas de Paz. Foto: Lisa Trujillo.

  • La Agencia de Desarrollo Rural, del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, entregó 1.400 millones de pesos a 34 productoras y productores de las comunidades negras en Buenaventura, Valle del Cauca.
  • Se implementará un proyecto productivo para fortalecer y renovar los cultivos de cacao de las y los productores, en cumplimiento de los compromisos suscritos en el programa Maquetas de Paz.

Buenaventura (Valle del Cauca), 18 de junio de 2024 (@ADR_Colombia). Durante la Gira Semillas de Paz, la Agencia de Desarrollo Rural entregó un proyecto productivo para fortalecer y renovar los cultivos de cacao en el corregimiento Bajo Calima, del distrito de Buenaventura. La inversión de este proyecto asciende a los 1.400 millones de pesos y busca mejorar las condiciones productivas de 34 familias pertenecientes a la Asociación de Agricultores y Cacaoteros del Bajo Calima (ACABAC), en las veredas Colonia, San Isidro, Nueva Esperanza, Ceibito y Guadual.

El corregimiento donde se desarrolla la iniciativa se caracteriza por su biodiversidad y ubicación geográfica estratégica. Allí, las cuencas del río Calima y el Bajo San Juan conectan a Buenaventura con otras zonas del Valle del Cauca y el sur del Chocó. Y es esa localización privilegiada lo que ha llevado a sus comunidades a padecer los rigores del despojo, el desplazamiento forzado y la guerra debido a las disputas por las rutas de la economía ilegal.

Pese a ello, las comunidades negras y los pueblos indígenas que habitan esta zona rural de Buenaventura mantienen su vínculo ancestral con la tierra. En su historia de desplazamiento y retorno, que inicia hacia el año 2003, fueron transitando entre las actividades para su sustento y pasaron de la minería a la producción de cacao como proyecto productivo, pero también como alternativa en la sustitución de cultivos de uso ilícito. Sin embargo, en el 2021, la vida de estas comunidades nuevamente se vio truncada por la violencia y el desplazamiento.

Clara Torres hace parte de la Asociación de Agricultores y Cacaoteros del Bajo Calima y ahora es aliada de la Agencia de Desarrollo Rural en el mejoramiento de la producción de sus cultivos de cacao. Foto: Lisa Trujillo.

Las comunidades del Bajo Calima que fueron víctimas de desplazamiento ahora regresan a su territorio y son nuestras aliadas en la producción de cacao. Proyectos que son Maquetas de Paz. Foto: Lisa Trujillo

Este proyecto productivo es la oportunidad para transformar la región, promover la paz y el desarrollo sostenible. Foto: Lisa Trujillo.

Durante esta entrega, cerca de 400 personas tomaron la decisión de retornar para seguir trabajando por sus sueños, porque creen en su capacidad productiva y quieren ser actores principales en la transformación de su territorio. Luis Alberto Higuera, presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, se movilizó hasta la zona y reconoció la importancia del retorno de estas comunidades: “Si volvieron es porque tienen esperanza en la productividad, en la cosecha con remuneración adecuada y justa para subsistir. Si no, uno no vuelve. Primero, porque lo han amenazado; segundo, porque lo expulsaron de su territorio. Pero ese hombre y esa mujer que retornan todavía creen en su trabajo. Y si nosotros, como representantes del alto Gobierno, somos conscientes de eso, más que un deber es una obligación del Estado acompañar a esas familias con proyectos productivos”.

Persistencia, perseverancia y resistencia fueron las palabras con las que Virgelina Hurtado, Clara Torres y José Apolinar describieron lo que significa retornar. Para ellos, esta alianza con la Agencia de Desarrollo Rural significa la posibilidad de permanecer en el territorio: “Sabemos que con este cultivo podemos tener un ingreso más seguro para nosotros y para nuestras familias. Al país y a la gente les estamos dando a conocer que por medio del cacao podemos llegar a tener paz en nuestro territorio”, expresó Virgelina. 

Por su parte, Guadalupe Viveros Caicedo, representante de ACABAC (formada al interior del Consejo Comunitario de la Cuenca Baja del Río Calima en 2013), mencionó que cada vez más personas quieren sumarse a la organización y al cultivo de cacao: “Estamos arrancando con 34 hectáreas que son de fortalecimiento y restablecimiento. Pero la idea es ampliar los cultivos porque hay más de 100 familias a la expectativa de que se les incluya en el proceso del cultivo del cacao”.

Gracias a este proyecto se aumentarán las posibilidades de sostenibilidad, mediante el acompañamiento integral para mejorar la cosecha, el desgrane, la fermentación y el secado de cacao.

El Bajo Calima es un símbolo de lo que es posible, cuando se decide priorizar el trabajo comunitario sobre las dinámicas de la violencia y la confrontación. Es el primer territorio de paz establecido por el Gobierno nacional, y en la Gira Semillas de Paz la Agencia de Desarrollo Rural se suma al esfuerzo de múltiples entidades en el camino de priorizar las necesidades de las comunidades para transformar el territorio.

Regresa la pesca a la ciénaga de Sahaya

Con la recuperación de la pesca artesanal también se vela por el cuidado del ambiente. Foto: Daniela Cárdenas (ADR)

Por: Equipo de prensa ADR

  • Más de 200 familias del corregimiento de San Bernardo, en Pelaya, recuperarán la pesca tradicional en el ecosistema de ciénaga.
  • El proyecto productivo que impulsa la Agencia de Desarrollo Rural no solo contempla la siembra de alevinos, sino también la instalación de jaulas y la entrega de insumos para la producción.

Pelaya (Cesar), 7 de junio de 2024 (@ADR_Colombia). En un esfuerzo conjunto para fortalecer la economía familiar y recuperar la pesca tradicional en el corregimiento de San Bernardo, en Pelaya (Cesar), la Agencia de Desarrollo Rural (entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural) inició la siembra de 184.000 alevinos de dorada en la ciénaga de Sahaya. Esta iniciativa se lleva a cabo en alianza con 205 familias pertenecientes a la Asociación de Pescadores de San Bernardo, ASPESANB.

El proyecto contempla la entrega de 70 jaulas flotantes, así como equipos, insumos y materiales necesarios para desarrollar el cultivo de peces en un ecosistema de ciénaga que se ha venido deteriorando por cuenta de la ganadería extensiva y la producción agrícola en la zona. Debe recordarse que el ecosistema de ciénaga no solo fue sustento económico de las familias de la región, sino que forma un sistema de drenaje natural que mantiene el equilibrio ambiental.

Por lo anterior, las acciones de la Agencia de Desarrollo Rural en alianza con ASPESANB buscan armonizar la producción campesina y la conservación del ambiente, a fin de recuperar actividades económicas tradicionales del territorio, con especial énfasis en la economía familiar. Como lo precisó Adis Márquez, de la asociación pesquera: “Con esto vamos a tener muchas oportunidades de trabajar. Nosotras las amas de casa queremos seguir adelante, progresar y que nuestros hijos tengan un mejor futuro”.

El proyecto productivo en curso supera los 1.000 millones de pesos. Se espera que, entre sus efectos, promueva la actividad turística en la zona con emprendimientos gastronómicos basados en la conservación de la ciénaga de Sahaya. De acuerdo con Carlos César Silva, director territorial de la Agencia de Desarrollo Rural: “Este proyecto no solo representa una oportunidad para diversificar las fuentes de ingresos de las familias pescadoras en San Bernardo, sino que también contribuye al cuidado y preservación de los recursos naturales en la región. Con la siembra de estos alevinos, se espera un crecimiento económico sostenible y la revitalización de una tradición ancestral que forma parte del tejido cultural y social de Pelaya”.

Proyectos produtivos como este son una manera de organizar el territorio en torno al agua mientras se aprovechan los saberes locales para el desarrollo integral de la región.

Mujeres rurales empoderadas: con paso firme hacia el nuevo campo colombiano

Mujeres rurales empoderadas: con paso firme hacia el nuevo campo colombiano

Mujeres rurales empoderadas: con paso firme hacia el nuevo campo colombiano

        El fortaleciendo de capacidades productivas a mujeres rurales y víctimas del conflicto es un propósito de la Reforma Rural Integral.         Foto: José Martínez

Por: Equipo de prensa ADR

  • La Agencia de Desarrollo Rural promovió la economía popular, la generación de ingresos y la reparación integral en víctimas de conflicto, mujeres rurales y campesinos del Atlántico.
  • El proyecto integró 52 pequeños productores y fortaleció la línea productiva porcícola con la entrega de 390 lechones, 2.500 bultos de alimento y capacitación asociativa.

Baranoa (Atlántico), junio 6 de 2024 (@ADR_Colombia). Con el propósito de promover la Paz Total, el empoderamiento de mujeres rurales y la atención integral a las víctimas del conflicto, la Agencia de Desarrollo Rural (entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural), fortaleció un proyecto productivo porcícola en el municipio de Baranoa, Atlántico. Esta iniciativa, por valor 492 millones de pesos, integró a 52 productoras y productores de la Asociación de Pequeños Agricultores Víctimas del Conflicto Armado (ASOPEVIC).

Como parte de este proyecto se entregaron 390 lechones de raza Landrace y más de 2.500 bultos de alimento. Adicionalmente, se contrataron varios profesionales para hacer el acompañamiento, entre ellos un médico veterinario, un contador y un asesor socioempresarial para incentivar el desarrollo de competencias técnicas, productivas, gerenciales y comerciales dentro de la asociación ASOPEVIC.

Yolis Leguía, representante legal de Asopevic, manifestó que con la implementación de este proyecto hubo crecimiento y diversificación de sus actividades productivas: “Los beneficios que hemos obtenido no solo se han utilizado para sostener el proyecto, sino que también hemos reinvertido en nuevos emprendimientos, como la cría de pollos de engorde y gallinas ponedoras”, destacó la líderesa.

La ADR garantiza la generación de ingresos, promueve el desarrollo sostenible y afianza la Paz Total en el campo. Foto: José Martínez

El objetivo principal del proyecto fue aumentar los ingresos del campesinado víctima del conflicto armado, y fortalecer capacidades productivas para generar oportunidades de crecimiento y estabilidad en las familias involucradas. A su vez, garantizó la participación de las mujeres y el enfoque de género, de manera que las víctimas recobraran su capacidad y vocación productiva. Más del 55% de la población participante en el proyecto son mujeres rurales y el 43% se considera víctimas del conflicto armado.

Sandy Román, directora de la Unidad Técnica Territorial para Bolívar, Atlántico, San Andrés y Providencia, resaltó que el empoderamiento de las mujeres rurales ha sido crucial como tejedoras de paz y defensoras de la vida: “En este Gobierno, la ADR busca fortalecer y empoderar a la mujer rural, porque son ellas quienes tienen la capacidad de desarrollar la economía familiar para garantizar el futuro de sus hijos”.

La Agencia de Desarrollo Rural impulsa soluciones duraderas y sostenibles en el tiempo, a través de las iniciativas productivas que garantizan los derechos de generación de ingresos en las víctimas del conflicto y en las mujeres rurales.

Revolcón en el servicio de extensión agropecuaria, anuncia la Agencia de Desarrollo Rural

Nuevo enfoque a la extensión agropecuaria, anuncia la ADR

Revolcón en el servicio de extensión agropecuaria, anuncia la Agencia de Desarrollo Rural

La extensión agropecuaria reconoce la importancia de los saberes del campo e incentiva la educación popular. Foto: Archivo ADR

Por: Equipo de prensa ADR

  • Desde el 2023 la Agencia de Desarrollo Rural viene trabajando en una profunda transformación del Servicio Público de Extensión Agropecuaria, con el fin de lograr los objetivos de la Reforma Rural Integral.
  • Se avanza en el acompañamiento a los 32 departamentos, para la construcción de los Planes Departamentales de Extensión Agropecuaria (PDEA) durante el periodo 2024-2028.
  • Habrá un modelo de territorialización de la extensión agropecuaria, de manera que se tengan en cuenta las particularidades regionales y que el servicio de extensión agropecuaria lo presten extensionistas locales.

Bogotá D.C., 3 de junio de 2024 (@ADR_Colombia). Con la creación de la Ley 1876 de 2017, que dio vida al Servicio Público de Extensión Agropecuaria, este ha tenido diferentes obstáculos y demoras en su implementación. Tales dificultades han llevado a que los principales receptores de la extensión agropecuaria, es decir, los productores de la Agricultura Campesina, Familiar y Comunitaria (ACFC) sean los más afectados.

En sintonía con esto, el presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, Luis Alberto Higuera, destacó que el diagnóstico de la Contraloría General de la República (Evaluación de la implementación y el funcionamiento del Servicio Público de Extensión Agropecuaria, en el marco de la Ley 1876 de 2017 durante el periodo 2018 – 2023), servirá para hacer que este servicio llegue a quienes lo necesitan: “El informe de la Contraloría es de excelente recibo por parte de la Agencia de Desarrollo Rural, porque lo encontramos muy acertado. Y creemos que documentos como este ayudan en mucho a lograr el desarrollo.  Por tanto, los aportes de la Contraloría se tomarán muy en cuenta por parte de la ADR, incluso para el nuevo diseño de la política. Estas duras realidades nos muestran que hay que construir caminos entre todos para mejorar”, dijo Higuera.

Ante esta realidad, la Agencia de Desarrollo Rural (ADR) viene trabajando desde el 2023 en una profunda transformación del Servicio Público de Extensión Agropecuaria, de manera que se puedan alcanzar los objetivos de enfoque, pertinencia, eficacia y calidad que se requieren para dar impulso a la Reforma Rural Integral en la que está empeñado el Gobierno nacional.

Una de las acciones que viene implementado es la cofinanciación del servicio de extensión agropecuaria en los 32 departamentos del país, a través de ocho convenios interadministrativos con universidades públicas, y un contrato estatal con una EPSEA privada. Esto ha permitido que hoy se tenga una cobertura nacional de 122.228 usuarios.

Asimismo, con el propósito de continuar avanzando en las transformaciones del modelo de extensión agropecuaria y de mitigar posibles riesgos en el aplazamiento de la prestación del servicio a las familias rurales, especialmente de la Agricultura Campesina, Familiar y Comunitaria, desde la Dirección de Asistencia Técnica de la ADR se ha diseñado una estrategia para la extensión agropecuaria, que incluye varias acciones encaminadas a cumplir los objetivos de la Reforma Rural Integral. 

La primera de ellas es el acompañamiento a los 32 departamentos para la construcción de los Planes Departamentales de Extensión Agropecuaria (PDEA) para el periodo 2024-2028, de acuerdo con los nuevos lineamientos técnicos establecidos en la Resolución 096/2024. Esta resolución fue construida de manera conjunta entre el MADR y la ADR, y en ella se incorporan importantes enfoques como el territorial, de género, de transición hacia la agroecología, de construcción de paz, de soberanía alimentaria y derecho humano a la alimentación, entre otros.

La segunda medida tiene que ver con la implementación de la escuela nacional de promotores y extensionistas para la Reforma Rural Integral, bajo el enfoque de formación de formadores. Esta escuela está orientada a fortalecer capacidades sociales, productivas, asociativas y de participación, de manera que se brinden herramientas técnicas para la prestación del servicio de extensión agropecuaria bajo principios de diálogo de saberes e innovación colaborativa. 

Igualmente, la ADR está trabajando en un modelo de territorialización de la extensión agropecuaria, de modo que se tengan en cuenta las particularidades regionales y que las EPSEA presten el servicio de extensión Agropecuaria en sus territorios con extensionistas y promotores rurales de sus localidades.

En la misma dirección, la ADR avanza en la gestión de vigencias futuras para la prestación del servicio de extensión agropecuaria por un periodo mayor a 6 meses, en concordancia con lo establecido en el Plan Nacional de Asistencia integral técnica, tecnológica y de impulso a la investigación.

Finalmente, con relación al Fondo Nacional de Extensión Agropecuaria (FNEA), es importante mencionar que, acorde con lo contemplado en la Ley 1876 de 2018, este se debía reglamentar posterior al año 2018. Sin embargo, en el actual periodo se viene avanzando desde el MADR y la ADR en la elaboración del respectivo manual operativo, lo cual permitirá definir los lineamientos para la identificación de fuentes de financiación y su respectiva operación en función de la prestación del servicio de extensión agropecuaria en el país. 

Gobierno nacional entrega maquinaria para tecnificar producción de arroz en Zaragoza

La ADR promueve la tecnificación del campo para lograr una Reforma Rural Integral. Foto: Alejandro González (ADR)

Por: Equipo de prensa ADR

  • Con el proyecto se busca transformar la realidad productiva de los campesinos, con el suministro de tractores, trilladoras y secadoras para la tecnificación del cultivo de arroz y la transformación de este cereal en harina.
  • “Hoy estamos entregando un proyecto de agroindustria, que significa apoyar al pequeño productor de arroz mediante la mecanización y la industrialización”, resaltó el presidente de la ADR

Zaragoza (Antioquia), 5 de junio de 2024 (@ADR_Colombia). 328 familias campesinas productoras de arroz, pertenecientes a la Asociación Vegas Buen Futuro (ASOVEGAS), recibieron un banco de maquinaria para la producción de arroz en un área de 656 hectáreas en el municipio de Zaragoza, Bajo Cauca antioqueño. Esta maquinaria hace parte de un proyecto productivo por 2.032 millones de pesos aprobado por la Agencia de Desarrollo Rural, entidad adscrita al Ministerio de Agricultura.

El proyecto permitirá la producción de arroz blanco y la transformación en harina, gracias a la dotación de seis plantas de trillado, cada una compuesta por secadora, tractores, dos rastras de disco y dos rastrillos pulidores, entre otra maquinaria. La Asociación también recibirá equipos de oficina que contribuirán al mejoramiento de sus capacidades administrativas.

“La llegada de este proyecto al municipio de Zaragoza representa para la asociación ASOVEGAS una oportunidad de seguir creciendo como productores arroceros, porque con la tecnificación ya podremos tener, a futuro, nuestra propia marca de arroz. Yo creo que podemos llegar a una producción orgánica y tener una empresa que haga la comercialización en toda la región”, Afirmó Jamer Arrieta, representante legal de ASOVEGAS.

Este proyecto ayudará a mejorar, de manera indirecta, la economía de otras 1.013 familias campesinas de la subregión Bajo Cauca, ya que con la tecnificación del proceso se podrá suplir la demanda de arroz en los municipios cercanos. De esta manera se contribuirá al desarrollo de la región, a través de encadenamientos comerciales y circuitos de comercialización.

“Hoy estamos entregando un proyecto de agroindustria, que significa apoyar al pequeño productor de arroz mediante la mecanización y la industrialización. Estamos entregando trilladoras, secadoras y despigadoras en un número de seis unidades para seis asociaciones, pero también dos tractores con sus rastas correspondientes de arado y rastrillo para mejorar la eficiencia en el uso del suelo”, resaltó el presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, Luis Alberto Higuera Malaver.

Higuera destacó, además, que al apoyar al pequeño productor para que sea el dueño del producto transformado, se está haciendo la verdadera Reforma Rural Integral.

La mecanización también llega a fortalecer la Agricultura Familiar, Campesina y Comunitaria. Foto: Alejandro González (ADR)

Por su parte, Mildred Díaz, campesina de la vereda El Cincuenta y aliada de la Agencia de Desarrollo Rural en este proyecto, dijo: ”Esta entrega significa una importante transformación del proceso de producción, puesto que anteriormente el terreno se preparaba y se sembraba a palanca, mientras que hoy vamos a tener un tractor para arreglar el terreno”.

Los productores de arroz en el municipio de Zaragoza han venido presentando a lo largo de los años numerosos inconvenientes relacionados con los altos costos de producción y la baja rentabilidad, debido principalmente a la falta de aplicación de tecnologías que les permita dar valor agregado a la producción primaria. Es por esto que la implementación de este proyecto en el territorio representa una oportunidad para que las y los campesinos productores, al tecnificar su sistema, puedan obtener un producto de excelente calidad que pueda ser competitivo.

Seguridad alimentaria y justicia social: Gobierno invierte $18.000 millones en La Guajira

Tejiendo sueños rurales bajo el cielo Guajiro. Foto: Alejandro González.

  • En Riohacha, Maicao y San Juan del Cesar, se mejoran las capacidades productivas y comerciales de 345 familias campesinas.
  • La ADR destinó $8.900 millones para comprar productos de pequeños agricultores, para promover la seguridad alimentaria de 2.680 familias Wayuú.

Riohacha (La Guajira), 31 de mayo de 2024 (@ADR_Colombia). El Gobierno nacional a través de la Agencia de Desarrollo Rural (entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Desarrollo rural) ha invertido más $18.000 mil millones de pesos en el departamento de La Guajira, entre 2023 y lo que va de 2024. Esta gran apuesta hace parte de las líneas de inversión que promueven la inclusión productiva y financiera de pequeños y medianos productores rurales; y la promoción de la agroindustria sostenible en la Región Caribe.

Desarrollo productivo

En el marco de este financiamiento, se destacan los Proyectos Integrales de Desarrollo Agropecuario y Rural (PIDAR) que se están implementando en Riohacha y Maicao, y adicionalmente, uno que entrará en ejecución en San Juan del Cesar (departamento de La Guajira). Estas iniciativas fortalecen la economía popular de 345 campesinas y campesinos, y le dan celeridad al programa de Reforma Rural Integral.

En ese orden de ideas, en Riohacha, con una inversión de $1.053 millones, el proyecto mejorará las capacidades productivas y organizacionales de las familias pecuarias de la Asociación de Fiqueros de Fonseca (Asofifon) mediante la entrega de 1.775 semovientes, sistemas de riego mejorados, insumos agropecuarios y asistencia técnica.

En Maicao, se entregó un proyecto para la implementación de granjas integrales autosuficientes destinadas a mejorar las condiciones de vida de las familias pertenecientes a la Asociación de Productores Agropecuarios de Atnamana (APROAGRO), y cuya inversión total es de $1.606 millones, de los cuales la ADR aporta $1.053 millones, la Alcaldía de Maicao $200 millones (invertidos en la compra de un tractor) y la organización $353 millones en bienes y servicios.

Con la cofinanciación de la ADR se entregaron insumos de diferente tipo, un remolque multiuso y sembradora grano grueso, entre otros equipos, por un total de $250 millones. Además, accesorios para el mejoramiento del sistema de riego y herramientas por un monto de $339 millones, así como 640 ovejas hembras y 20 machos reproductores por un valor de $171 millones; más asistencia técnica por $261 millones.

Es importante destacar que el pasado 25 de mayo, en el marco de la Gira Caribe, se hizo una entrega parcial de este proyecto, como parte de la cofinanciación de la ADR.

Por otra parte, en San Juan del Cesar, con una inversión total de $2.112 millones, se fortalecerán las capacidades técnicas, productivas, asociativas y de comercialización de los productores de maíz del municipio. Allí se entregará semilla de maíz híbrido, Bacillus Thuringiensis, Insecticida, herbicida, cal, enmienda orgánica, Cipermetrina, urea; tractor, rastra de disco, arado de cincel, cosechadora de forraje, sembradora.

Comercialización estratégica

La Agencia de Desarrollo Rural (ADR) impulsó ruedas de negocios en las que se firmaron acuerdos por más de $1.000 millones, y mercados campesinos que suman más de $90 millones en ventas. A su vez, destinó aproximadamente $8.900 millones en la compra de productos a pequeños agricultores para elaborar Raciones Familiares Para Preparar (RFPP), y de esta manera contribuir a la seguridad alimentaria de 2.680 familias de 77 comunidades Wayuú.

Seguridad alimentaria y crecimiento sostenible

En Adecuación de Tierras, la ADR ha invertido $700 millones de pesos en un proyecto de Rehabilitación del Distrito de Riego del municipio de El Molino (La Guajira). Por otro lado, en Extensión Agropecuaria, se han destinado más de $6.130 millones para ofrecer un acompañamiento integral a los productores de toda la región, abarcando desde diagnósticos y recomendaciones hasta capacitación, transferencia de conocimientos y asistencia directa. Este esfuerzo impulsa el desarrollo rural integral y salvaguarda los derechos fundamentales de las comunidades étnicas en el territorio.

Las iniciativas de la ADR en La Guajira, fortalecen la capacidad productiva de los pequeños productores y productoras, facilitan el acceso a recursos y fortalecen la inclusión socioeconómica de las poblaciones indigenas. De esta manera, el Gobierno promueve la igualdad de oportunidades, garantiza la seguridad humana y la justicia social de comunidades que han tenido una presencia limitada en las políticas estatales.

Celebración del Día del Campesino en Boyacá y Cundinamarca: $4.800 millones de pesos en apoyo a la ganadería sostenible

ADR se une para conmemorar el Día del campesinado. Foto: Camila Polanco.

  • 110 familias entre víctimas del conflicto armado, jóvenes rurales y mujeres campesinas recibieron proyectos para impulsar la ganadería sostenible
  • Los proyectos productivos se ejecutarán en los municipios de Páez y Miraflores en Boyacá, y Simijaca en Cundinamarca

Chiquinquirá (Boyacá), 2 de junio de 2024 (@ADR_Colombia). Con la entrega de tres Proyectos Integrales de Desarrollo Agropecuario y Rural (PIDAR), la Agencia de Desarrollo Rural (entidad adscrita al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural), se unió a la celebración del Día del Campesino en Chiquinquirá. Los tres proyectos, enfocados en la línea de ganadería sostenible, alcanzan los 4.800 millones de pesos y se ejecutarán en los municipios de Páez y Miraflores en Boyacá, y Simijaca en Cundinamarca. En total, 110 familias víctimas del conflicto armado y firmantes del Acuerdo de Paz tendrán la oportunidad de mejorar la producción ganadera.

En Miraflores, Boyacá, la Asociación de Usuarios Campesinos (ANUC) de este municipio tendrá la oportunidad de desarrollar un proyecto de transición de sistemas silvopastoriles en 30 fincas ganaderas, en las que se promoverá el uso eficiente de los recursos naturales para mitigar el impacto del cambio climático, así como la conservación, recuperación y sostenibilidad de la biodiversidad. La Asociación recibió $1.300 millones de pesos para seguir aportándole a la paz y al desarrollo sostenible del país.

William García, representante legal de la ANUC, Miraflores, invitó a seguir trabajando por el campo: “A la juventud le digo que volvamos al campo y volvamos a renacer. A veces se nos hace difícil producir, pero hoy, con la mano de la Agencia de Desarrollo Rural, mostramos que sí queremos trabajar en nuestro campo”.

Por su parte, Ana Delia Martínez, directiva de la ANUC, Miraflores, recordó que la violencia le quitó a sus seres queridos: “Mis hermanos fueron asesinados por pertenecer a la ANUC, por pensar diferente, por pensar en el campo, porque ellos fueron líderes sociales; ellos siempre estuvieron muy pendientes de que el campo tuviera un buen desarrollo”.

A su vez, en el municipio de Páez, se entregó un proyecto por valor de 620 millones de pesos para 40 productores víctimas del conflicto armado, que forman parte de la Asociación de Ganaderos del Municipio de Páez (ASGAPAEZ). Esta iniciativa se concentra en la entrega de insumos destinados al manejo de recursos hídricos y la producción bovina, el fortalecimiento a las capacidades productivas, así como la comercialización de los productos, de manera que se pueda consolidar una ganadería sostenible con la capacidad de atender los mercados de leche a nivel nacional. De esta manera lo expresó Luis Alberto Martínez, representante de ASGAPAEZ: “Por medio de estos proyectos y la capacitación que se hace, mostramos a la gente que en colectivo se puede producir el sustento de la familia. En este proyecto viene una nueva vida para varias madres que son cabeza de hogar, porque en este municipio también hay mujeres y jóvenes rurales decididos a su trabajo en el campo”.

De otro lado, en Simijaca, Cundinamarca, 40 familias ganaderas firmantes del Acuerdo de Paz recibieron un proyecto por 2.900 millones de pesos para impulsar la productividad en la cadena pecuaria de leche y estimular el desarrollo socioeconómico sostenible.

Finalmente, el vicepresidente de Proyectos de la Agencia de Desarrollo Rural, César Moreno Sánchez, destacó la manera como estos proyectos van a trasformar la vida de más de 100 familias campesinas: “Estamos en el municipio de Miraflores, Boyacá, conmemorando el Día de las Campesinas y los Campesinos, principales socios y aliados de la Agencia de Desarrollo Rural. Y de qué manera lo estamos haciendo. Hoy entregamos dos proyectos de mejoramiento de la ganadería sostenible en los municipios de Páez y Miraflores, a organizaciones campesinas representativas de la lucha histórica y la resistencia de esta población, como es la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos”.

En casi dos años de Gobierno la Agencia de Desarrollo Rural ha invertido cerca de 284 mil millones para la agricultura campesina, mediante alianzas público-populares que impactan la vida de más de 11 mil familias. Esta cifra duplica la inversión de los gobiernos anteriores y muestra el avance para el desarrollo del campo, el cual busca superar el asistencialismo y disminuir las brechas de desigualdad.

El Gobierno Nacional lanzó la primera edición de los mercados campesinos juveniles rurales

  • El evento estuvo liderado por la Agencia de Desarrollo Rural (ADR), la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo (AICS) y la Mesa de Empleabilidad y Emprendimiento Juvenil Rural (MEEJR).
  • En el encuentro se dieron cita jóvenes de Caldas, Cundinamarca, Boyacá y Tolima.
  • Participaron emprendimientos juveniles de productos transformados de panela, lácteos, café, cacao, bioinsumos, artesanías, portafolios de servicios de turismo ecológico, entre otros.

Victoria, Caldas, 18 de mayo de 2024 (@Minagricultura). – Durante este sábado se desarrolló la Primera Edición de los Mercados Campesinos Juveniles Rurales, en el municipio de Victoria, Caldas. Una estrategia que materializa acciones específicas de política pública del sector agropecuario, pesquero y de desarrollo rural para la permanencia de las juventudes rurales en el campo, liderada por el Ministerio de Agricultura.

El evento contó con la participación de 60 organizaciones de jóvenes emprendedores quienes exhibieron una amplia gama de productos frescos, artesanales, procesados, e industriales.

Esta iniciativa desarrollada por la Agencia de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, la Agencia Italiana de Cooperación para el Desarrollo y la Mesa de Empleabilidad y Emprendimiento Juvenil Rural tiene como objetivo atender el llamado de las juventudes rurales, campesinas, étnicas y diversas como transformadoras del campo colombiano, impulsando de la mano con las entidades territoriales como gobernación y alcaldía, estrategias de circuitos cortos de comercialización de la agricultura campesina, familiar, étnica y comunitaria.

“Nuestro emprendimiento recién está iniciando, por lo que esta es una buena oportunidad para seguir buscando nuestros sueños, es mi primera vez en un mercado campesino como vendedora, por eso mi invitación para los jóvenes es que cuando uno quiere algo, se lo propone y lo puede cumplir”, afirmó Leidy Marmolejo, emprendedora de Puerto Boyacá, y participante de la Primera Edición del Mercado Campesino Juvenil Rural.

Gracias a la exhibición entregada por jóvenes emprendedores provenientes de Caldas, Cundinamarca, Boyacá y Tolima, más de dos mil personas, entre propios y visitantes, pudieron disfrutar de una gran variedad de productos gastronómicos en el parque principal de Victoria, Caldas, sumado a actividades culturales y educativas enfocadas en la defensa de la paz, diversidad, cultura, el medio ambiente y los territorios.

Ante esto, Cesar Moreno Sánchez, vicepresidente de proyectos de la ADR, destacó que “acompañamos el primer Mercado Campesino Juvenil Rural convencidos que el trabajo rural para los jóvenes debe mejorarse y dignificarse, es por esto que el intercambio generacional es muy relevante para la ADR; de igual forma, estamos convencidos que a través de la agro industrialización de la economía campesina podemos vincular e incentivar a los jóvenes para que se queden en el campo”.

A su vez, Paola Patiño líder de juventudes rurales del Ministerio de Agricultura, resaltó que “junto al primer encuentro nacional de juventudes rurales, el primer mercado juvenil campesino es un hito que posiciona a las juventudes rurales como sujeto político y activo en el desarrollo rural y la transformación del campo colombiano. Atendiendo este llamado, el Ministerio de Agricultura y todo el sector está trabajando para consolidar una política pública para las juventudes rurales l, que institucionalice garantías para su permanencia en el campo y su participación en la reforma agraria. Invitamos a la gobernación y alcaldía a vincularlos como tomadores de decisión en los comités de reforma agraria y consejos municipales de desarrollo rural y CONSEAS”.

De igual manera, en este espacio la ADR y la AICS firmaron oficialmente un memorando de entendimiento con el cual se busca potenciar el proyecto “juventudes, el campo en movimiento”, para la promoción productiva de los jóvenes del país, garantizar la seguridad alimentaria, reducir las desigualdades sociales, fortalecer el proceso de paz y generar oportunidades de desarrollo inclusivo en el país, de la mano con el liderazgo de la Mesa de Empleabilidad y Emprendimiento Juvenil Rural, iniciativa conformada por más de 600 procesos de personas jóvenes de la ruralidad a nivel nacional.

“Este memorando de entendimiento es un pequeño ejemplo para promover la participación de los jóvenes, abrir espacios de comercialización, como este primer Mercado Campesino Regional Juvenil Rural, que no solo son momentos de participación, sino de encuentro y cultura, para que puedan formarse y orientarse. Asimismo, es una alegría pensar que este espacio algún día se puede replicar en otros municipios y departamentos”, detalló Roberto Simoncelli, coordinador de AICS.

Entre tanto, Gareth Sella, viceministro de las Juventudes, resaltó la tarea que tiene el Gobierno Nacional con los y las jóvenes rurales. “Como gobierno nos debemos a estos territorios e iniciativas, porque creemos profundamente que la tierra es de quien la trabaja y hoy son los y las jóvenes quienes están haciendo cosas fundamentales para nuestro país, por eso desde el viceministerio de las juventudes tenemos en nuestro corazón las iniciativas productivas rurales, las cuales hay que fortalecer y potenciar”.

El evento contó con la participación y el apoyo de la Alcaldía de Victoria, la Gobernación de Caldas, el Programa de Desarrollo para la Paz del Magdalena Centro, la Universidad de Caldas, la Cámara de Comercio de La Dorada y la Fundación Apoyar.

Con este tipo de iniciativas se fortalece la cadena de valor de comercialización para las zonas rurales, en especial la juvenil, la extensión agropecuaria como oportunidad de formación y capacitación, la promoción de soluciones para abordar las problemáticas que afectan a esta población y la Reforma Rural Integral, haciendo de Colombia una potencia agroalimentaria.

  • Histórico encuentro: 40 instituciones se reunieron para trazar la hoja de ruta y dar cumplimiento a la Reforma Agraria en un sistema que se reactiva tras 30 años de su creación.
  • Gobierno busca garantizar una distribución justa de la tierra fértil y asegurar su tenencia en manos de quienes la trabajan.

Bogotá D.C., 16 de mayo de 2024 (ADR_Colombia). Con el objetivo de promover un país sostenible y con mayor justicia social en los territorios, el Gobierno nacional, en cabeza del presidente Gustavo Petro Urrego, lideró el Congreso del Sistema Nacional de Reforma Agraria (SINRADR). En este espacio se reunieron 40 instituciones públicas para dialogar, evaluar y establecer una planificación rural para el 2024, con base en las acciones estratégicas ejecutadas por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, y sus entidades adscritas.

Debe recordarse que el SINRADR es un sistema instituido por la ley 160 de 1994, pero solo hasta el año pasado, y gracias al Plan Nacional de Desarrollo, comenzó a sesionar para articularse con las necesidades de la realidad nacional. De ese modo, la reforma agraria que impulsa el Gobierno nacional garantizará una redistribución justa de la tierra, asegurará su tenencia para campesinos y pequeños productores, y promoverá el desarrollo rural integral mediante el incentivo y la formación de vocación productiva en el campo.

La reactivación del sistema de reforma agraria supone una estrategia para empoderar a comunidades rurales, mejorar su calidad de vida y reducir la pobreza. Con esto, se fomenta la paz y la estabilidad social mediante la acción institucional conjunta. Al orientar 40 instituciones hacia un mismo fin, se posibilita un uso de la tierra como recurso productivo. En palabras del presidente de la República, Gustavo Petro Urrego: “Un modelo de producción significa riqueza, trabajo, estabilidad y paz. Por eso, tenemos que profundizar que la tierra sea un instrumento de producción. La política pública de la tenencia de la tierra hoy muestra éxito, pero debemos avanzar. Se trata de hacer una reforma agraria relacionada con la tenencia de la tierra fértil”.

Por otro lado, durante la apertura del congreso Luis Alberto Higuera Malaver, presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, explicó que el Gobierno ha transformado las políticas de desarrollo rural para empoderar al campesinado y encaminar al país hacia la soberanía alimentaria: “En otros Gobiernos, esta agencia promovió el monocultivo, la gran agroindustria. Este es el momento de los otros, de los 12 millones de campesinas y campesinos desprotegidos. A ellos llegamos con proyectos que sí transforman el territorio y superan el asistencialismo. En este sentido, nuestro proyecto es profundamente político”.

Con base en lo anterior, Higuera ilustró cómo en su gestión se ha cumplido la voluntad del Gobierno mediante un sustancial incremento presupuestal: “En la presente administración de la Agencia de Desarrollo Rural, que lleva diez meses, se han ejecutado 800.000 millones de pesos hasta el 16 de mayo de 2024, es decir, 80.000 millones mensuales y casi 3.000 millones diarios. Se demuestra así nuestro compromiso con el ejercicio misional”.

Durante el congreso, se firmó el acto administrativo que crea el programa “Confianza Colombia”, un respaldo para las organizaciones campesinas basado en la asociatividad como fuerza organizativa en pro del bien común. A su vez, se propuso un plan de acción integral que permitirá materializar las apuestas estratégicas del SINRADR en todas las regiones del país. Las acciones incluyen identificar zonas de intervención para asegurar un impacto significativo en el desarrollo rural y plantear soluciones a los obstáculos de coordinación durante la implementación de la reforma.

La ministra de agricultura, Jhenifer Mojica Flórez, destacó el trabajo del Gobierno para lograr una reforma agraria que promueve la equidad social, el desarrollo económico sostenible y la seguridad alimentaria: “No estamos frente a una reforma agraria cualquiera; esta es la reforma de la paz. Por eso, este Gobierno ha logrado duplicar la compra, adquisición y entrega de tierras”.

Finalmente, el Congreso del Sistema Nacional de Reforma Agraria, celebrado justo después de conocer el crecimiento del 9,3% por parte de la agricultura en el país, significa un avance sustancial en la consolidación de un marco de acción coordinado y efectivo que promueva el desarrollo económico y social para el país desde los territorios. El Ministerio de Agricultura y su Agencia de Desarrollo Rural reafirman su compromiso con la implementación de estas estrategias y con la creación de las condiciones para seguir dignificando a quienes trabajan la tierra.

Nace el equipo de género de la Agencia de Desarrollo Rural

  • Con la creación del Equipo de Género de la ADR, se busca garantizar que los proyectos y programas de la ADR avancen en la transversalización de la perspectiva de género.
  • El Equipo de Género de la ADR también busca promover la autonomía económica para las mujeres en la agricultura campesina, familiar, étnica y comunitaria.

Bogotá, 2 de mayo de 2024 (@ADR_Colombia). Como producto de una decisión histórica que representa un cambio en las políticas de Desarrollo Rural, la Agencia de Desarrollo Rural realizó la oficialización institucional del Equipo de Género, una iniciativa enfocada a contribuir el cierre de brechas y avanzar hacia un trabajo más justo, equitativo y con condiciones de dignidad para las mujeres y las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas rurales. Entre sus objetivos, también se encuentra diversificar las cadenas productivas agrícolas, pecuarias y forestales históricamente feminizadas, reconociendo y valorando las contribuciones de todas las personas a un desarrollo rural inclusivo y sostenible.

En la actualidad, cerca del 60% de las mujeres rurales del país en edad de trabajo están por fuera del mercado laboral remunerado, frente a un 25% de los hombres (GEIH 2023) Según el DANE las mujeres rurales participan activamente en la toma de decisiones de solo el 25% de las unidades productivas del país, frente a un 75% de unidades productivas donde los hombres toman las decisiones. (2022)

El equipo de género de la ADR obedece a la lucha histórica de las mujeres por su derecho a la tierra y condiciones para trabajarla. Se enmarca en el Plan de Desarrollo Colombia potencia de la Vida 2022-2026 que reconoce a las mujeres como centro del cambio, en el diseño e implementación del CONPES de la Política del Sistema Nacional de Cuidado, la actualización de la Política LGBTIQ+ y las apuestas estratégicas de la Dirección de Mujer Rural del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

Como parte de su puesta en marcha y como primer logro, el Equipo de Género de la ADR está estructurando 10 proyectos integrales de desarrollo agropecuario integral (PIDAR), a partir del diagnóstico de género y con la participación mayoritaria  de las mujeres campesinas, rurales y pesqueras, se diseñó un instrumento que permite la identificación de las necesidades específicas de género que se deben tener en cuenta para  transformar las brechas y relaciones de desigualdad que enfrentan la mujeres en el mundo rural.

Dos ejemplos de la incorporación del enfoque son los proyectos de cacao en Tumaco-Nariño y de café en Planadas-Tolima, que reconocen los aporte de las mujeres vinculadas en las asociaciones aliadas de estos PIDAR, sino que contribuyen a promover mayor acceso de las mujeres a los activos productivos como insumos, herramientas, gestión del conocimiento, fomento organizativo y acceso a mercados.

El equipo de género también fomenta la participación de personas LGBTIQ+ diversas en contextos rurales, con enfoque interseccional para abordar las complejas problemáticas del campo y promover iniciativas que integran la igualdad de género, la economía del cuidado, ambiente, productividad y libre de discriminaciones.

Así mismo, será el encargado de los lineamientos y el seguimiento a la incorporación de la perspectiva de género dentro de la entidad que permitan prevenir, atender  y erradicar las violencias basadas en género y contra las mujeres en todos los ámbitos de la vida institucional. 

El Equipo de Género de la ADR está integrado por un cualificado grupo interdisciplinar de profesionales con amplia trayectoria rural y compromiso con la superación de todas las violencias contra las mujeres y de género quienes hacen parte de los equipos de las vicepresidencias de proyectos e integración productiva desde donde dinamizarán la transversalización del enfoque de género en la entidad.

Ellas son Andrea Álvarez Ome, Alix Morales, Diana Salamanca, Jeniffer Paola Mayorga Saraza, Laura Silva, Juliana Penagos Montoya, Sebastián Isidro Espinosa, Daniela Monroy, Gabriela Rodríguez Rozo, Camila Montenegro, Sandra Catalina Jiménez Sanabria y Luz Mery López Pascagaza.

Con la puesta en marcha del plan de trabajo del equipo, la ADR reafirma su compromiso con las mujeres y población con orientaciones sexuales e identidades de género diversas rurales, protagonistas de la agricultura familiar, campesina, popular, campesina, étnica y comunitaria para garantizar sus derechos, la transformación de las desigualdades de género y el acceso equitativo a los recursos como elemento fundamental de la Reforma Rural Integral.

Gobierno cumple sentencia de la Corte Constitucional para reparación colectiva del pueblo indígena Cuna

– La Agencia de Desarrollo Rural, entidad del Ministerio de  Agricultura y Desarrollo Rural, entrega Proyecto de Integral de Desarrollo Agropecuario y Rural (PIDAR), con una inversión cercana a los 1.200 millones de pesos.

– El proyecto productivo responde a la sentencia 017 de 2018 de la Corte Constitucional, que ordena la restitución de derechos territoriales y medidas de generación de ingresos para el pueblo Cuna víctima de la violencia.

Unguía (Chocó), 22 de marzo de 2024 (@ADR_Colombia). 133 familias del del pueblo Cuna Tule, pertenecientes al resguardo indígena de Arquía, localizado en el municipio chocoano de Unguía, recibieron este viernes por parte de la Agencia de Desarrollo Rural una segunda entrega de insumos agropecuarios, herramientas y equipos, como parte de un Proyecto de Integral de Desarrollo Agropecuario y Rural (PIDAR) que tendrá una inversión cercana a los 1.200 millones de pesos.

Este proyecto, de carácter Estratégico Nacional, busca el establecimiento de un sistema agropecuario que mejore la calidad de vida de esta comunidad indígena, a través de la generación de excedentes de producción que les permitan ingresos más allá de la seguridad alimentaria.

La inversión comprende líneas productivas de maíz, arroz, plátano, cacao, así como ganado doble propósito y mulas para transporte. En la actualidad, la comunidad ya recibe apoyo para la producción de maíz, arroz y plátano, y recientemente recibieron los insumos para que adecúen los espacios en donde recibirán el ganado, además de un motocarro que les ayudará a mejorar su cadena de comercialización.

El Municipio de Unguía, en el departamento del Chocó, ha padecido el conflicto armado colombiano, en especial sus comunidades indígenas. En el caso del resguardo Arquía del pueblo Cuna Tule, esta comunidad ha sido víctima de frecuentes desplazamientos dentro y fuera de su territorio ancestral, por lo que no cuentan con los recursos suficientes para garantizar un mínimo vital que redunde en su calidad de vida. Además, la lejanía del resguardo con el casco urbano hace que se encarezcan considerablemente los productos, lo cual hace que su seguridad alimentaria sea escasa y precaria.

En este sentido, la ADR junto con la comunidad del resguardo estructuraron el Proyecto Integral de Desarrollo Agropecuario y Rural (PIDAR), para dar cumplimiento a la Sentencia 017 de 2018 de la Corte Constitucional, que ordena la restitución de derechos territoriales a esta comunidad del pueblo Cuna, tras haber sufrido las  afectaciones de la violencia. Con esta medida de generación de ingresos, como parte del plan integral de reparación colectiva, se busca fortalecer las capacidades productivas del resguardo en sintonía con su cosmovisión de trueque y comercialización con otras comunidades cercanas.

El secretario del resguardo, Álvaro Izquierdo Echeverry, se referió a los alcances de este proyecto productivo: “Gracias a la ADR, ya tenemos producción de plátano que nos sirve para un buen vivir y la armonía en nuestra comunidad y nuestra familia. También podemos vender a nuestro municipio, y con esos ingresos comprar lo que no tenemos en la casa. Les damos muchas gracias a todas las instituciones que han aportado en este proyecto productivo”, resaltó el líder indígena.

Abierta convocatoria de elección de los integrantes que conformarán la terna para la designación de los representantes de asociaciones y organizaciones campesinas ante el Consejo Directivo de la Agencia de Desarrollo Rural.

Se amplía plazo para postulaciones: máximo 16 de abril/2024

Nuevo plazo para postulaciones: máximo 24 de abril/2024

El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural informa que está abierta la convocatoria para elegir a los integrantes que conformarán la terna que designará los representantes de asociaciones y organizaciones campesinas ante el Consejo Directivo de la Agencia de Desarrollo Rural.

De conformidad con lo previsto en el artículo 1 de la Resolución 00040 de 2024 de 16 de febrero de 2024, expedida por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, convoca a los representantes legales o suplentes de las organizaciones o asociaciones campesinas del orden nacional interesados en participar en la votación y/o postular candidatos para formar parte de la terna de la cual la Ministra de Agricultura y Desarrollo Rural elegirá a los dos (2) representantes de las organizaciones campesinas ante el Consejo Directivo de la Agencia de Desarrollo Rural, por un periodo de dos (2) años. 
 
Los interesados pueden enviar documentación al correo electrónico: convocatoria.consejodirectivo@minagricultura.gov.co
 
CONSULTA LOS DOCUMENTOS RELACIONADOS:

Gobierno nacional, productores y productoras campesinas de Boyacá y Cundinamarca trazan hoja de ruta ante retos de la producción

Productores de cebolla, papa y tomate de Boyacá y Cundinamarca optimistas ante acuerdos con el Gobierno nacional. Foto: Camila Polanco Pérez (ADR)
  • Los campesinos solicitaron la instalación de un Puesto de Mando Unificado permanente en las fronteras, con el fin de que haya un control más estricto y eficaz del contrabando de cebolla peruana y venezolana.
  • “Estamos trabajando con diferentes entidades del Estado, como el Ministerio de Educación Nacional, las fuerzas militares, el INPEC, entre otros, en un sistema de compras públicas”: presidente de la ADR

Bogotá, 04 de marzo de 2024 (ADR Colombia). Este sábado productoras y productores de cebolla, papa y tomate de Boyacá y Cundinamarca participaron en diálogo con entidades del Gobierno nacional, en cabeza del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, con el fin de establecer un plan de trabajo que garantice precios justos y un control efectivo de las fronteras para frenar el contrabando, entre otras preocupaciones.

El encuentro tuvo lugar en las instalaciones de la Agencia de Desarrollo Rural y contó con la asistencia de 60 campesinos de los municipios de Samacá, Cucaita, Sáchica, Sogamoso, Corrales, Santa Sofía y Une, así como de comerciantes de la Corporación de Abastos de Bogotá (Corabastos). En el encuentro, liderado por el presidente de la ADR, Luis Alberto Higuera, también estuvieron presentes el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), el Ministerio de Comercio, la Dirección de Gestión de Policía Fiscal y Aduanera – POLFA, y la Superintendencia de Industria y Comercio.  La reunión tuvo como fin buscar soluciones a problemáticas campesinas relacionadas con siembra, sobreoferta, contrabando, comercialización y acceso a fertilizantes.

Los campesinos solicitaron la instalación de un Puesto de Mando Unificado (PMU)  permanente en las fronteras, con el fin de que haya un control más estricto y eficaz del contrabando de cebolla peruana y venezolana.  Igualmente pidieron un control de precios sobre las semillas, dado que los precios altos se mantienen a pesar de que el precio del dólar ha bajado.

Fredy Alberto Medina, productor de cebolla del municipio de Sáchica, se mostró satisfecho con los acuerdos firmados: “Tenemos mucha expectativa con estos compromisos, para que en la cadena de valor se vean los beneficios hacia los campesinos productores. Necesitamos precios justos que generen estabilidad económica para las comunidades rurales”.

Por su parte, el presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, Luis Alberto Higuera, dejó ver su optimismo en el resultado de este encuentro: “La institucionalidad y los campesinos firmamos un acta que refleja el inicio de una ruta de acción para superar, en el corto plazo, los problemas de comercialización y sobreoferta. Para ello, estamos trabajando con diferentes entidades del Estado, como el Ministerio de Educación Nacional, las fuerzas militares, el INPEC, entre otros, en un sistema de compras públicas”. Agregó, además, que en el mediano plazo se prevé la posibilidad de construir plantas transformadoras de cebolla en la región.

Asimismo, el funcionario resaltó los compromisos y avances que se han venido gestionando por parte de la ADR, como es el caso de la formalización de pequeños productores, las pruebas piloto de la Alianza Nacional Agroalimentaria (ANA) y el diseño de un programa de tiendas dirigido al consumidor final. Todo ello, con el fin de promover la comercialización de productos provenientes de las organizaciones campesinas, indígenas, afrodescendientes y comunitarias.

Finalmente, el presidente Higuera recalcó que se ha venido trabajando en el Centro Agrologístico del Oriente, en Duitama, para identificar y desarrollar proyectos de transformación de productos agrícolas. Además, destacó que se busca la estructuración y financiamiento de un proyecto para la agroindustrialización de la cebolla en el municipio de Cucaita, Boyacá.

Al final del encuentro se planteó la necesidad de organizar reuniones de seguimiento interinstitucional, para evaluar los avances y tomar acciones adicionales según lo acordado en la hoja de ruta que busca soluciones para los pequeños y medianos productores de estos dos departamentos.

La ADR inicia talleres para la formulación de los
Planes Departamentales de Extensión Agropecuaria

La ADR hará talleres de extensión agropecuaria en todo el país

Bogotá, febrero 28 de 2024 (@ADR_Colombia).A partir de hoy la Agencia de Desarrollo Rural (ADR) inicia los talleres regionales para la socialización de los nuevos lineamientos encaminadas a la formulación de los Planes Departamentales de Extensión Agropecuaria (PDEA). Además, con secretarías de Agricultura, se compartirá la ruta de acompañamiento en la construcción de este importante instrumento que determinará la prestación del servicio de extensión durante los próximos cuatro años.

Los talleres se llevarán a cabo en las sedes definidas dentro del cronograma de acompañamiento. En la primera semana de la ruta se darán encuentros con las secretarías de Agricultura del Magdalena, La Guajira, Atlántico, Cesar, Bolívar, Sucre, Córdoba, Nariño y Cauca, entre otros. En las posteriores semanas se espera completar el 100 % del territorio colombiano.

Con secretarías de Agricultura, se compartirá la ruta de acompañamiento del servicio de extensión

Este acompañamiento pretende aportar en la formalización de compromisos por parte de los departamentos, con el fin de extender el conocimiento al entorno local y regional.  Esto se hará mediante una formulación participativa, en la que se incluyan tanto la visión como las necesidades de todos los municipios, de modo que sea consecuente con las realidades en cada uno de los territorios.

Desde la Agencia de Desarrollo Rural llevamos a cabo acciones concretas para el diálogo de saberes en los territorios, de manera que el campesinado sea partícipe de un nuevo enfoque del servicio de extensión agropecuaria.

Gobierno fortalecerá control al contrabando y anuncia más apoyo a cultivadores de cebolla de Norte de Santander

Ocaña (Norte de Santander), febrero 1 de 2024

Comunicado del Ministerio de comercio, industria y turismo.

  • En Ocaña, Norte de Santander, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Germán Umaña Mendoza se reunió con los productores de cebolla roja y asociaciones sociales y campesinas afectados por la sobreoferta y bajos precios del producto.
  • Al término de la reunión, los productores decidieron levantar la concentración y regresar a sus lugares de origen y se acordó poner en marcha alternativas que permitan aliviar la situación.

El gobierno llegó a un acuerdo con los productores de cebolla roja, asociaciones sociales campesinas y con autoridades regionales de Norte de Santander para adoptar medidas que alivien la situación que enfrentan los cultivadores de este producto, afectados por la sobreoferta y bajos precios.

El ministro de Comercio, Industria y Turismo, Germán Umaña Mendoza, lideró la mesa de trabajo que se instaló en Ocaña con participación de representantes del Ministerio de Agricultura que lidera Jhenifer Mojica; el presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, Luis Alberto Higuera; el gobernador de Norte de Santander, William Villamizar; el alcalde de Ocaña, Emiro Cañizares; el alcalde de Ábrego, Huber Darío Sánchez; el representante a la Cámara Diógenes Quintero y los líderes de más de 20 organizaciones campesinas y sociales de la región, encabezados por Aleider Contreras, representante de Asuncat y Wilmar Rangel, representante de Asprocema.

Al término de esta reunión, se firmó un acta de compromiso de seis puntos que incluyen:

1) Realizar el estudio técnico sobre la medida de salvaguardia y conclusiones, en un término de 35 días

2) Realizar seguimiento a los compromisos establecidos en el PMU instalado el 31 de enero de 2024 en Pasto, Nariño

3) Desdoblamiento arancelario

4) Elaboración de ficha técnica por parte del ICA en la identificación de material de siembra de cebolla (semillas)

5) Realizar mesa de diálogo el jueves 8 de febrero con presencia de funcionarios del Ministerio de Minas y Energía; Ministerio de Transporte; Gobernación de Norte de Santander, donde se revisará el tema de comunidades energéticas, seguimiento de proyectos de infraestructura vial del Pacto del Catatumbo, y

6) Firmado el presente acuerdo, los asociados de los productores de cebolla y campesinos de cultivo de cebolla que están concentrados en diferentes puntos de la provincia de Ocaña, deciden levantar la concentración y regresan a sus lugares de origen.

El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo será el encargado de los primeros tres puntos y fue el facilitador de la mesa de diálogo con los Ministerios de Transporte y Energía.

El ministro Umaña Mendoza aseguró que “las medidas que hemos acordado para controlar el contrabando pueden ser muy eficaces para frenar el problema de exceso de oferta que hoy está afecta a los cultivadores de Norte de Santander. Estamos comprometidos con un seguimiento muy puntual a este tema”.

Estas medidas incluyen fortalecer el control fronterizo de tipo sanitario mediante la reubicación del puesto de control adjunto al PAFP Rumichacha, cuyo horario será de 24 horas los 7 días de la semana, y contará con mayor presencia y personal del ICA y acompañamiento permanente de la Policía Fiscal y Aduanera y la Dian, y la participación en operativos conjuntos a centrales de abasto para verificar las licencias y permisos relacionados con operaciones de importación.

Anunció que se iniciará el estudio para verificar si procede establecer una salvaguardia a la importación de este producto, tras las denuncias de los cultivadores por el diferencial entre los precios de la cebolla importada frente a la nacional.

El ministro Umaña Mendoza se comprometió a que en término de 35 días se conocerán los resultados de este estudio, y se sabrá si debe iniciarse una investigación para imponer la salvaguardia.

Por su parte, el presidente de la Agencia de Desarrollo Rural, Luis Alberto Higuera Malaver, reconoció que “hay una situación de sobreoferta de cebolla en la región y que debemos encontrar soluciones para comercializarla a un precio justo para los campesinos. Para eso se está proponiendo una rueda de negocios con los mayoristas de las centrales de abastos de Barranquilla, Bucaramanga y Bogotá, y aspiramos a que los campesinos vendan unos 500 toneladas de cebolla en la semana entrante en esta rueda de negocios”.

Agregó que las familias que perdieron sus cosechas de cebolla y quedaron endeudadas con los bancos serán atendidas por el Gobierno. “Para eso, la Agencia de Desarrollo Rural dispondrá de manera inmediata de 5.000 millones de pesos y ayudará a gestionar con varias entidades del Gobierno otros 3.000 millones para atender 800 familias damnificadas por la crisis. Para cada familia el apoyo será de 10 millones de pesos”.

Finalmente, ante las necesidades planteadas por la comunidad frente a la falta de carreteras y problemas en materia energética, el ministro Umaña Mendoza coordinó con los Ministerios de Minas y de Transporte para que la próxima semana envíen una comisión a la región, a fin de atender estas problemáticas.

Con semillas de cambio consistentes en inversiones por más de 127 mil millones, Agencia de Desarrollo Rural participa en el Gobierno con el Pacífico

Nariño, enero 26 de 2024

Como parte de la jornada “Gobierno con el Pueblo”, liderada por el presidente Gustavo Petro y la vicepresidenta Francia Márquez, desde el litoral Pacífico la Agencia de Desarrollo Rural (ADR) anunció inversiones por más de 127 mil millones de pesos para varios municipios del Pacífico nariñense.

A estas zonas tan apartadas del país, que continúan afectadas por la violencia, llegó la ADR para ejecutar, junto con las comunidades, proyectos productivos relacionados con pesca, cacao, coco, panela, plátano y palma, que tendrán un impacto positivo en la región del Sanquianga. Esta millonaria inversión anunciada para 2024 por el presidente de la ADR, Luis Alberto Higuera, hace parte de la estrategia del Gobierno nacional para combatir el hambre y convertir esta región en una despensa de alimentos.

La intervención más ambiciosa de la ADR en el Pacífico nariñense tiene que ver con la convocatoria asociativa de la entidad en 2023, que permitirá una inversión superior a los 75 mil millones de pesos, en 27 proyectos que beneficiarán a 2.478 productoras y productores de la región.

Asimismo, en un acuerdo de articulación interinstitucional,  la Agencia de Desarrollo Rural lidera otra millonaria inversión junto con la Agencia de Renovación del Territorio y la Gobernación de Nariño, y en la que la ADR aportará recursos por valor de 20 mil millones de pesos.

Una de los noticias más esperadas por la comunidad durante la jornada del “Gobierno con el Pueblo”, fue la entrega de un proyecto productivo de cacao  a la Asociación Chocolate Tumaco, por valor de 6 mil millones de pesos, que impactará de manera positiva a 231 mujeres, 379 víctimas del conflicto y 12 jóvenes. Para los restantes seis proyectos a ejecutar en la región del Sanquianga, la ADR tendrá como aliadas a miles de familias productoras de coco, tilapia roja, piangua, palma, pesca y cacao, con lo cual se da un impulso importante a la economía familiar y comunitaria de estos municipios. Este fortalecimiento de las iniciativas populares, que tienen un importante carácter asociativo, expresa el compromiso de la ADR con la dignificación de la vida campesina y la producción agroalimentaria, para convertir esta zona en despensa agrícola del país.  

“Sentimos esperanza y ganas de avanzar, porque existe el respaldo del gobierno. Este proyecto transforma la vida de casi 500 familias. En Chocolate Tumaco necesitábamos un apalancamiento que nos permitiera dar un paso hacia la tecnificación y transformación del cacao”,  dijo Hernes Klinge Gerente de Chocolate Tumaco.

“Este proyecto nos da ánimo para seguir luchando con nuestro producto. Yo nací en el chocolate, y en el chocolate estamos. Tengo 84 años. Desde pequeña sustente mi familia con el cacao y hoy seguimos viviendo de él”, sostuvo Etma Biojó, cacaotera tumaqueña.

Como dato relevante, durante su intervención en El Charco, el presidente Luis Higuera anunció el nacimiento de la Agencia Nacional Agroalimentaria, ANA, que se encargará de comprarles las cosechas a los pequeños y medianos productores para venderlas a los consumidores a través de compras públicas: “ANA comprará de manera directa a los campesinos, a precios justos, y esos productos se venderán a precio de costo en las tiendas  ANITA”.

De otra parte, el presidente Luis Higuera aseguró que en toda la historia de la ADR —en ocho años—,  apenas se han invertido en esa región del Pacifico sur 17 mil millones de pesos: “Eso es como decir nada. Eso lo que prueba es que esta era una región deliberadamente olvidada. Pero ya no seguiremos con esa administración de la pobreza. Por eso, en este 2024 invertiremos 127 mil millones de pesos en esta región, para ir cumpliendo con nuestro compromiso de acabar con la pobreza en Colombia”.

Higuera advirtió que hay un exceso de diagnósticos sobre la pobreza en el país: “Esta Agencia no puede hacer más diagnósticos de la pobreza, porque todos los días la vemos, la caminamos, la padecemos. Y por eso, como lo hicimos en La Guajira, me comprometo públicamente a que las bolsas solidarias de alimentos se extiendan a las familias cocaleras del Pacífico que se encuentran en situación de hambre”, aseguró Higuera.

Estos anuncios de la Agencia de Desarrollo Rural, adscrita al Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, hacen parte de la intensa agenda gubernamental que se desarrolla en el Pacífico nariñense y caucano, y que concluirá en el Chocó, para llevar acciones por la paz, la seguridad y la vida, a la región más pobre y olvidada de Colombia.

Informe de la ONU destaca aporte de la Agencia de Desarrollo Rural a la implementación del Acuerdo Final de Paz

Bogotá D.C., enero 09 de 2024

  • Desde agosto de 2022, la Agencia de Desarrollo Rural ha beneficiado a 2.018 pequeños y medianos productores y productoras de municipios PDET, con Proyectos Integrales de Desarrollo Agropecuario y Rural (PIDAR), por un valor de 31.137 millones de pesos.
  • En Zonas de Reserva Campesina —uno de los compromisos del punto 1 del Acuerdo de Paz—, se avanza en la estructuración de cinco (5) proyectos Integrales de Desarrollo Agropecuario y Rural, con una cofinanciación aproximada de 15 mil millones de pesos y 850 familias beneficiarias de manera directa.
  • La ADR suscribió convenios con cuatro universidades, para la prestación del servicio de extensión agropecuaria a 111.641 usuarios de 29 departamentos. Esta inversión alcanza los 83 mil millones de pesos.

Bogotá, enero 09 de 2024 (@ADR_Colombia). –. Un espaldarazo a la política de la Paz Total del gobierno del presidente Gustavo Petro, dio el Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, a través del reciente informe al Consejo de Seguridad sobre la Misión de Verificación en Colombia.

En efecto, el informe destaca “los avances logrados en los esfuerzos de construcción de la paz en Colombia a medida que la política de paz total del Gobierno se va afianzando gradualmente, aunque no sin desafíos”. En el informe se da especial relevancia a la implementación de los acuerdos de paz con las extintas FARC y, sobre todo, a la manera como este hecho histórico y las negociaciones con otras organizaciones alzadas en armas, han sido considerados procesos que “se refuerzan mutuamente para consolidar la paz”.

De manera especial, el Secretario Guterres resaltó la manera como se completó la planificación del punto 1 de los acuerdos de La Habana, referente a la Reforma Rural Integral. En particular, el informe de la Misión destaca el papel de la Agencia de Desarrollo Rural en brindar las condiciones para fortalecer la agricultura campesina, familiar y comunitaria en las regiones más golpeadas por el conflicto armado.

En este sentido, reconoce la importancia que el gobierno del presidente Petro le ha dado a la Reforma Rural, al considerarla una prioridad, no sólo en cuanto a la formalización y entrega de tierras, sino en el apoyo a los beneficiarios para que hagan las tierras más productivas. 

El informe destaca de manera especial el papel de la Agencia de Desarrollo Rural, al ofrecer asistencia técnica y créditos a bajo costo a pequeños agricultores, mujeres rurales y jóvenes, especialmente en los departamentos de Córdoba, La Guajira y Sucre, así como en otras zonas donde se llevan a cabo diversos esfuerzos de construcción de la paz, como zonas de reserva campesina y regiones PDET.

Como lo recuerda el informe, los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), “fueron concebidos en el Acuerdo Final para ayudar a cerrar brechas históricas entre las regiones rurales —en su mayoría pobres y afectadas por el conflicto—, y las zonas urbanas, más ricas”. 

Desde agosto de 2022, la Agencia de Desarrollo Rural, la semilla del Cambio, ha beneficiado a 2.018 pequeños y medianos productores y productoras de municipios PDET, con Proyectos Integrales de Desarrollo Agropecuario y Rural (PIDAR), por un valor de 31.137 millones de pesos. Esto, de la mano con los esfuerzos en materia de comercialización, consistentes en la realización de 26 encuentros y/o ruedas de negocios locales en 19 departamentos y territorios PDET para promover las compras públicas locales de alimentos.

Adicionalmente, cofinanciamos ocho (8) proyectos PIDAR en municipios pertenecientes al Programa Nacional Integral de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), con un aporte de la ADR por valor de 16.393 millones de pesos.

En materia de Zonas de Reserva Campesina —uno de los compromisos del punto 1 del Acuerdo de Paz—, desde la ADR se avanza en la estructuración de cinco (5) proyectos Integrales de Desarrollo Agropecuario y Rural con Enfoque Territorial (PIDARET), con una cofinanciación aproximada de 15 mil millones de pesos y 850 familias beneficiarias de manera directa.

Estos avances se complementan con lo invertido en distritos de riego durante el 2023, para lo cual se contrató la rehabilitación de 15 distritos de pequeña y gran escala de propiedad de la Agencia, en beneficio de 10.903 usuarios y 32.305 hectáreas en 11 departamentos del país, con una inversión aproximada de 39.995 millones de pesos.

En materia de asociatividad, durante la vigencia del 2023, la ADR benefició a 6.229 productores y productoras y 54 organizaciones. Esto, gracias al programa de fomento y fortalecimiento organizativo con enfoque diferencial, dirigido a productores de la agricultura campesina, familiar, étnica y comunitaria, así como a mujeres y jóvenes rurales, a víctimas del conflicto armado y a personas reincorporadas o en proceso de reincorporación.

 

Finalmente, la Agencia suscribió convenios para la prestación del servicio de extensión agropecuaria con las universidades de Cartagena, Magdalena, Tecnológica de Pereira y Pedagógica y Tecnológica de Colombia. Estos convenios alcanzaron una inversión superior a los 83 mil millones de pesos, con lo cual se atenderán 111.641 usuarios en 29 departamentos.

El informe de la Misión de las Naciones Unidas, que corresponde al séptimo año de implementación del Acuerdo, también destacó la realización, en noviembre pasado, de la primera reunión de la Junta Directiva del recién creado Sistema Nacional de Reforma Agraria y Desarrollo Rural. Esta comisión intersectorial está dirigida por el Ministerio de Agricultura, y fue diseñada para impulsar la muy necesaria coordinación entre las entidades con responsabilidades en la implementación de la reforma rural. 

Desde la ADR agradecemos este reconocimiento de la Misión de Verificación de Naciones Unidas, que refuerza nuestro compromiso con la implementación efectiva del Acuerdo Final de Paz y con la Paz Total, a través del impulso de la soberanía alimentaria, la vida digna en el campo y la producción de alimentos campesinos a precios justos. 

Ir al contenido