Cacaoteros del Ariari, ejemplo de resiliencia y calidad

CRONICA DE CACAO DEL ARIARI

30 de noviembre de 2022

Don Edilberto López, es un productor de cacao de 60 años, criado en el Ariari, subregión del departamento del Meta, que tiene un enorme potencial para la siembra que contrasta con periodos de violencias que se agudizan según protagonistas.

Hablar de este cultivo con Don Edilberto, es sentir la pasión de un campesino que desde muy pequeño ha labrado la tierra para cultivar cacao de excelente calidad y que se siente orgulloso de impulsar la popularidad que hoy tiene este producto a nivel nacional e internacional.

Su vida de niño no fue nada fácil, con gran sentimiento cuenta que luego del asesinato de su padre a manos de grupos violentos, sus hermanos, su madre y él, debieron intensificar las labores en el campo para poder salir adelante. Una mujer y unos pequeños, que no tuvieron chance de elegir lo que querían hacer porque un terrible acontecimiento marcó sus vidas para siempre.

“Fueron tiempos en los que a raíz de la violencia se nos estigmatizó, nuestra única arma era la fe de continuar trabajando por nuestro campo y ver a nuestras familias algún día surgir”, dice don Edilberto con voz entrecortada.

Pero este hombre de piel morena, 1.85 de estatura y perrenque llanero, fue creciendo y visualizando nuevas oportunidades de progreso con el cacao como aliado.

En 2002, junto a 193 familias de 10 municipios (Granada, Puente de Oro, Lejanías, San Juan, El Castillo, Mesetas, Vistahermosa, Puerto Lleras, Puerto Rico y Puerto Concordia), fundaron la asociación de pequeños productores de cacao- ASOPCARI, que surgió como un instrumento para trabajar en equipo, hacer una defensa colectiva de la actividad y empezar a consolidar posibilidades comerciales que resultaran favorables para compradores y vendedores.

Pasaron los años y estos cacaoteros con visión y deseo de lograr excelencia en su producto, fueron organizándose aún más y empezaron a tocar puertas para presentar proyectos a entidades territoriales y estatales, de forma tal que pudieran acceder a nuevos recursos para fortalecer su labor.

Y como la persistencia eventualmente da frutos, en 2001 la Agencia de Desarrollo Rural inició con 77 de ellos la implementación de una iniciativa en la que la Entidad invierte más de 652 millones de pesos, en la entrega de insumos agrícolas, cajones de fermentación, marquesinas de secado y herramientas de todo tipo para el mejoramiento del cultivo.

“Con la ayuda de la ADR hemos mejorado las prácticas en el procesamiento de nuestra materia prima, esto es de gran beneficio ya que nos anima a continuar trabajando para lograr mayor calidad, un elemento que impacta la solidez y el número de canales de venta”, afirma Don Edilberto.

Hoy esta asociación vende alrededor de 400 toneladas anuales a la Nacional de Chocolates, una cifra que los enorgullece y los impulsa a seguir manteniendo el espíritu asociativo.

Pero además, ha representado a Colombia en eventos de talla internacional, traspasando fronteras con un sabor procedente del Ariari, y como si esto fuera poco, este año fueron los ganadores del Concurso Nacional Cacao de Oro, como reconocimiento al trabajo en implementación de estándares para la producción de cacao fino de sabor y aroma

Desde el stand de la ADR en Expo Agrofuturo 2022, Don Edilberto manifiesta con brillo en sus ojos y una sonrisa interminable, que los sueños si se cumplen y que lo más importante es no rendirse nunca.

“Siempre seré un convencido que lo que uno se propone con visión de progreso y trabajo en equipo, algún día se obtiene”, puntualiza.

Skip to content