Familias afro del Chocó buscan restablecer su vocación arrocera

BAHIA

31 de Agosto de 2023

El Valle, Chocó es un corregimiento ubicado a 40 minutos de Bahía Solano, está enclavado entre la Serranía del Baudó y el Océano Pacífico Colombiano, rodeado de playas sublimes y familias de negritudes que albergan alegría y amistad con todos sus visitantes.

Hace 60 años, El Valle solía ser un territorio rico en cultivo y producción de arroz. Sin embargo, la falta de maquinaria y tecnificación terminó por reducir la mano de obra dedicada a esta actividad, ocasionando la disminución en su siembra y producción local. Este cereal representa el 60% de la dieta de su población y en la actualidad, la comunidad tiene una dependencia comercial de intermediarios para poder consumirlo.

Es a este tipo de necesidades a los que la Agencia de Desarrollo Rural le apuesta para lograr una soberanía alimentaria, por eso hoy 35 familias arroceras reciben la puesta en marcha de un molino arrocero y una secadora eléctrica, la cual les permitirá secar el arroz que antes solían airear de manera artesanal sobre costales en las calles del pueblo. Además, el proyecto también contempla la entrega de embarcaciones para la comercialización y recolección de su producto sembrado en medio de la selva, y que anteriormente era trasladado en canoas de madera.

Luis Pinillos beneficiario del proyecto, cuenta que una de las grandes ventajas que tiene este grano cultivado en El Valle, es que es un arroz limpio, que no lleva químicos, que nace de tierras totalmente fértiles y que el mismo proceso de secado y de trillado beneficia su calidad, convirtiéndolo casi en un arroz integral.


Estas familias podrán empezar nuevamente a abastecer el comercio local, conformado por restaurantes, hoteles, tiendas, supermercados y también por organizaciones que hacen presencia en este territorio, asimismo contarán con acompañamiento gerencial durante un año para su fortalecimiento productivo. Dijo Ariel Ángulo, director territorial de la ADR para este departamento.

Este es un vivo ejemplo de que la paz comienza en el campo y que son los campesinos mismos quienes le apuestan a emprender un camino donde la actividad arrocera les permita ser competitivos en su modelo de negocio, logrando así abrirse a nuevos mercados locales para comercializar su producto.

BAHIA SOLANO 2
Compartir Noticia
Ir al contenido